¿Qué hacer para adoptar un gato?

Si eres un amante de los felinos, pero no tienes uno todavía, ¿por qué no plantearte la adopción de un gato? Antes tendrás que valorar si tu ritmo de vida es compatible con tu nuevo amigo. A pesar de su carácter independientes, los gatos también necesitan nuestra atención, cariño y cuidados.

Adopción gato

Puedes adoptar un gato de varias maneras:

Adopción de un gato entre particulares

Podemos buscar a algún particular que tenga una camada y quiera donar un gato, o que ya no pueda hacerse cargo de su mascota y busque a alguien que la adopte. Lo mejor es que el contacto con el dueño del gato sea en persona.

Recaba toda la información sobre el animal: edad, vacunación, carácter… La adopción en este caso no tiene costes, pero tendrás que encargarte de los gastos veterinarios si es cachorrito o los trámites de cambio de dueño asociados con el chip si es adulto.

Adopción de un gato mediante refugios, albergues o protectoras

Estas entidades tienen un control veterinario de los animales que acogen, generalmente, abandonados o callejeros con pocas posibilidades de sobrevivir. Al adoptar un gato de esta manera, salvas al gato en adopción y a otro más, ya que la protectora o refugio dispondrá de otra plaza libre. Generalmente, las protectoras ofrecen un acogimiento temporal, para ver si congenias con el gato que has elegido.

El coste de la adopción de un gato, en este caso oscila entre los 50 € y los 200 €. Así, se sufragan en parte los gastos que la protectora ha tenido desembolsar en las vacunas, pruebas veterinarias, desparasitación.

Otros datos de interés para adoptar un gato

Para la adopción de un gato, deberás ser mayor de edad, si adoptas a través de una protectora, te pedirán un comprobante de domicilio y deberás contraer un contrato de adopción con la entidad por el que te comprometes a proporcionar al gato cuidados veterinarios, que no le harás criar y, lo más importante, que no lo abandonarás.